jueves, 27 de octubre de 2011

Silencio

Caminaba solo de regreso a mi casa luego de nuestra primera pelea, luego de la primera jugada de mi cerebro. El dolor de cabeza se sentía como martillazos de adentro hacía afuera, las personas a mi alrededor se aplastaban con cada golpe y se levantaban con una sonrisa; todo parecía estar bien para el mundo, como suele pasar cuando las cosas no están bien contigo. De repente sentía frío, de repente no, no lo recuerdo, pero a pesar de mi paso acelerado nunca entre en calor; lo menciono por lo extraño que me pareció el asunto, mi cuerpo no suele comportarse de esa forma ni en pleno invierno.
No has cambiado nada, tienes la razón, ¿por qué sigues pensando en eso?; y yo solo quería que las voces se quedaran en silencio para poder eliminar los martillazos. Todavía me pregunto si es que voy a tener que aprender a vivir con este dolor o si mi cabeza de pronto explotará, aunque más que una explosión imagino que va a ceder como un cristal que se rompe en millones de pedazos. Nadie tiene la razón, ¿por qué sigues pensando en eso?
Decidí caminar hasta el siguiente paradero, si mi cabeza iba a explotar que sea en mi cuarto. Vi el reloj y me cantó 11:10, lo miré fijamente por un buen rato, por un minuto eterno, nunca cambió. Hace poco había leído que 11:11 era un número especial, leí muchas cosas, pero me quedé con “las personas que ven repetidamente este número, están preparadas para un plano más elevado de la existencia”; 11:10 y no cambia, sentí que había retrocedido una eternidad, a nivel cavernícola, cola. Nunca cambió.
Subí a un micro semi vacío, lleno de gente sonriendo. El cobrador dejó de reír solo para cobrarme el pasaje, luego la fiesta volvió. Vi la hora en el micro, 11:10, creo que nunca podré salir de este minuto pensé y decidí escribir sobre ti, sobre mi, sobre aquellos tiempos lejanos donde nos mirábamos y no sabíamos nada, pero queríamos todo; sobre esta eternidad a la que me condenó este maldito minuto; sobre ti, quería escribir mucho sobre ti. Abrí mi agenda y ahí estabas tú, me mirabas y sonreías, te sonreí y todas las voces se callaron. Creo que por un minuto (si) el brazo se cansó de martillar. Fui a la última página de mi libreta siguiendo tu consejo, pero solo encontré silencio, mentira, encontré un grito; peor que página en blanco, un pedazo de lo que eras tú. 11:12.

lunes, 11 de julio de 2011

Cortometraje documental: Moments

Documental observacional realizado por William Hoffman.


Aprender a amar esos pequeños instantes de la vida :)

Pueden verlo con mejor calidad en vimeo, a parte de ver más de sus trabajos :)

miércoles, 6 de julio de 2011

Bailar tratando de no resbalar

De pronto me pongo a pensar en todas las decisiones que me llevaron a este momento. Mueve el dedo meñique, mueve cualquier parte de tu cuerpo, di cualquier cosa, haz algo por favor. Nada.
Siempre se trata de escribir por escribir, es el problema básico de la ecuación. Me prometo a mi mismo que la próxima vez todo tendrá un sentido, una razón de ser. Otra parte de mi se burla porque seguimos sin encontrar un sentido en la sin razón, otra parte sonríe porque nos gusta que las cosas sean así, otro me dice: “¿Por qué seguimos escribiendo?”
Por cierto, este momento no es de impotencia y no tiene nada que ver con el amor. Camino y me susurro al oído que todo tiene que ver con el amor, aunque ya se a que me refería. Creo que se parece más al desapego, pero me da flojera explicarte el porqué, lo comento solo por si alguien lo entiende, así que trataré de decirlo de otra forma. No me da la gana de mover el dedo meñique.
¡Oh no! La sin razón.

WHIRRING - THE JOY FORMIDABLE

miércoles, 29 de junio de 2011

The Naked And Famous - Young Blood

Todo sobre mi madre #13

Me levanto de mi cama con mucho esfuerzo con la intención de prepararme algo de comer, luego veo el cuarto de mi mamá y decido que ella me prepare algo de comer. Voy con cara de "yo no fui" y...

Yo: Mami tengo hambre... :$
Mamá: Yo también me cago de hambre.

xD

lunes, 20 de junio de 2011

Quería volar

lunes, 4 de abril de 2011

Cortometraje: How I met your father




lunes, 21 de febrero de 2011

Zelda: 25 años de amor puro

No recuerdo el día que jugué Zelda por primera vez, es como si fuera parte de mi vida desde siempre.

Tenía 10 años cuando jugaba en la casa de Richy “The Legend of Zelda: A link to the past”. Teníamos una competencia con Carlos y Gato por quién se terminaba primero el juego y yo estaba súper emocionado por demostrar que era más fan que ellos. Una tarde de verano en la calurosa Piura mientras nuestro amor platónico de aquella época se bañaba en la piscina con un bikini blanco transparente, mientras Richy me decía que apague el SNES para ir a verla, mientras Carlos y Gato sufrían porque su juego se había borrado y tenían que volver a empezar, de pronto todos los sonidos solo eran ecos y yo sentado frente a latv tenía mi encuentro final con Ganon. Una flecha dorada directo al corazón y por primera vez termino un Zelda. No puedo explicar lo que sentí ese día, ni siquiera quise ir a la piscina para alimentar mi perversión, aunque probablemente lo hice de todas formas, de pronto mi vida cambió.

Pasaron pocos meses cuando me enteré que Diego, que vivía en el mismo edificio que yo, tenía el Zelda original, The fucking Legend of Zelda. Lo jugué en su jato, lo pedí prestado, pasé horas y horas jugando el que hasta el día de hoy me parece el Zelda más difícil. y por fin lo terminé, solo conozco a un par de personas que han logrado esa hazaña. Luego con Jose, igual de fanático de Zelda y recientemente renegando (para variar) porque a Mario le hacen cosas pajas cuando cumple años y a Link no le dan la pelota suficiente, jugamos el Ocarina of Time (si, ese fotolog es mio). Los gráficos habían cambiado, la forma de juego había cambiado, nosotros habíamos cambiado (más nerds que nunca por cierto), pero la esencia era la misma, había algo en ese juego que no me dejaba dejar de jugarlo ni siquiera en mis sueños (en serio). En ese momento no lo sabía, pero ahora pensando en el pasado me doy cuenta, toda esa emoción solo podía significar una cosa, estaba enamorado de ese juego.

Hoy Zelda cumple 25 años y le dedico este post con mucho amor porque quiera o no quiera (y si quiero) es parte de mi vida.

jueves, 17 de febrero de 2011

Cómo hacer tu CV más llamativo #1

Honors and Awards:

  • Una vez salí con una modelo.

martes, 15 de febrero de 2011

Todo sobre mi madre #12

Escucho a una señora gritarle a su hijo en el departamento de al lado y le hago un gesto a mi mamá molestandola (¿ves? así suenas tú) y mi mamá responde...


"Los hijos solo sirven para joder."

[Mamá]


xD

Bonus Track:

Mi mamá hablando por telefono...

"Cuando sienta que ya esoy vieja y que no doy más, quiero que me hagan un cocktel bien rico con heroína y LCD. Así me mandan al otro mundo."

[Mamá]


viernes, 4 de febrero de 2011

Cortometraje - Apropio


Apropio from Javier Aristondo on Vimeo.



Mención honrosa en Corto de boleto 2010 - I

Jose Gustin
Andres Maldonado
Alejandra Chavez
Aldo Baca
Javier Aristondo

martes, 25 de enero de 2011

Aventuras de verano #10

"Con el tiempo aprendí a odiar lo que amo."

[Yo]